fbpx
¿Qué significa y qué implica Sanar?

ESTAR SANO ES MÁS QUE ESTAR LIBRE DE ENFERMEDAD.





¿Qué significa y qué implica Sanar?

ESTAR SANO ES MÁS QUE ESTAR LIBRE DE ENFERMEDAD.





¿Cómo sería vivir sabiendo qué
NOS HACE BIEN Y QUÉ NOS PROVOCA MALESTAR?
Poder reconocer los síntomas para tomar acción en vez de acostumbrarnos a vivir con ellos. De eso se trata esta nueva forma de vivir: crear salud. Es intentar mantenernos en equilibrio para evitar llegar a la enfermedad. Es tomar acción temprana para evitar que la enfermedad se desencadene. Es renutrirnos y revitalizarnos en un estilo de vida que se adapte mejor a cada uno de nosotros. Estar sano entonces es ante todo un proceso dinámico, un estilo de vida en el cual colaboramos con nuestro organismo y nuestra psique a la búsqueda y al desarrollo de nuestro potencial pleno.
¿Cómo sería vivir sabiendo qué
NOS HACE BIEN Y QUÉ NOS PROVOCA MALESTAR?
Poder reconocer los síntomas para tomar acción en vez de acostumbrarnos a vivir con ellos. De eso se trata esta nueva forma de vivir: crear salud. Es intentar mantenernos en equilibrio para evitar llegar a la enfermedad. Es tomar acción temprana para evitar que la enfermedad se desencadene. Es renutrirnos y revitalizarnos en un estilo de vida que se adapte mejor a cada uno de nosotros. Estar sano entonces es ante todo un proceso dinámico, un estilo de vida en el cual colaboramos con nuestro organismo y nuestra psique a la búsqueda y al desarrollo de nuestro potencial pleno.
¿Qué causa tu malestar?

¿Te acostumbraste a tus síntomas porque no tenés respuesta? ¿De pronto pasó a ser normal el no sentirte del todo bien? ¿Estas preparado para un cambio?

A todos nos ha pasado: nos sentimos mal, nos hacen exámenes y nos dicen que no tenemos nada. Pero que un examen no demuestre anomalías no significa que estemos verdaderamente sanos. Lo que sucede es que dichos exámenes están diseñados para detectar estados más avanzados de disfunción: la etapa en la que ya se desencadenó la enfermedad. ¿Pero qué pasa en el medio? La Medicina Funcional, que estudia los procesos bioquímicos y fisiológicos que subyacen en el organismo, puede indicarnos cómo están nuestras funciones aún antes de que produzcan patología. Se ocupa de trabajar sobre las causas de la enfermedad para desactivar su manifestación y prevenirla.

¿Qué causa tu malestar?

¿Te acostumbraste a tus síntomas porque no tenés respuesta? ¿De pronto pasó a ser normal el no sentirte del todo bien? ¿Estas preparado para un cambio?

A todos nos ha pasado: nos sentimos mal, nos hacen exámenes y nos dicen que no tenemos nada. Pero que un examen no demuestre anomalías no significa que estemos verdaderamente sanos. Lo que sucede es que dichos exámenes están diseñados para detectar estados más avanzados de disfunción: la etapa en la que ya se desencadenó la enfermedad. ¿Pero qué pasa en el medio? La Medicina Funcional, que estudia los procesos bioquímicos y fisiológicos que subyacen en el organismo, puede indicarnos cómo están nuestras funciones aún antes de que produzcan patología. Se ocupa de trabajar sobre las causas de la enfermedad para desactivar su manifestación y prevenirla.

¿Qué hacemos en
MIND NUTRITION?

NUESTRA META ES CREAR SALUD. PARA ELLO, NOS MANTENEMOS A LA VANGUARDIA: INCORPORAMOS LOS ÚLTIMOS AVANCES CIENTÍFICOS A TRAVÉS DE CAPACITACIÓN PERMANENTE EN EL EXTERIOR; GRACIAS A NUESTRA ASOCIACIÓN CON LABORATORIOS LÍDERES A NIVEL MUNDIAL PARA LLEVAR A CABO ANÁLISIS; Y A TRAVÉS DE UNA COMUNICACIÓN PERMANENTE CON PROFESIONALES DE LA SALUD DE DIVERSAS DISCIPLINAS.

¿Qué hacemos en
MIND NUTRITION?

NUESTRA META ES CREAR SALUD. PARA ELLO, NOS MANTENEMOS A LA VANGUARDIA: INCORPORAMOS LOS ÚLTIMOS AVANCES CIENTÍFICOS A TRAVÉS DE CAPACITACIÓN PERMANENTE EN EL EXTERIOR; GRACIAS A NUESTRA ASOCIACIÓN CON LABORATORIOS LÍDERES A NIVEL MUNDIAL PARA LLEVAR A CABO ANÁLISIS; Y A TRAVÉS DE UNA COMUNICACIÓN PERMANENTE CON PROFESIONALES DE LA SALUD DE DIVERSAS DISCIPLINAS.

Abordamos la salud desde un nuevo paradigma. A través de un proceso personalizado, te ayudamos a descifrar qué le sucede a tu organismo. Te ayudamos a reacondicionar la reserva de energía de tus órganos para que puedas disfrutar de salud en todo tu potencial.

En MIND NUTRITION buscamos la salud desde diversas aristas. Es por ello que nuestro abordaje abarca el análisis bioquímico, fisiológico y su interacción con nuestra predisposición genética, y nuestros aspectos emocionales y psicológicos.

Con este abordaje, vas a aprender a conocerte y a reconocer qué es lo mejor para ti. Con información clara, con sustento científico y personalizado, podrás incorporar conocimientos para tu caso en particular.

“En Mind Nutrition -psico-nutrición- aspiramos a ofrecer un enfoque amplio y consistente de las interrelaciones entre nuestro cuerpo–mente y de este todo que somos con nuestro entorno, un enfoque que pueda dar cuenta tanto clínica como científicamente de estas interrelaciones y atenderlas en su complejidad.”

Abordamos la salud desde un nuevo paradigma. A través de un proceso personalizado, te ayudamos a descifrar qué le sucede a tu organismo. Te ayudamos a reacondicionar la reserva de energía de tus órganos para que puedas disfrutar de salud en todo tu potencial.

En MIND NUTRITION buscamos la salud desde diversas aristas. Es por ello que nuestro abordaje abarca el análisis bioquímico, fisiológico y su interacción con nuestra predisposición genética, y nuestros aspectos emocionales y psicológicos.

Con este abordaje, vas a aprender a conocerte y a reconocer qué es lo mejor para ti. Con información clara, con sustento científico y personalizado, podrás incorporar conocimientos para tu caso en particular.

“En Mind Nutrition -psico-nutrición- aspiramos a ofrecer un enfoque amplio y consistente de las interrelaciones entre nuestro cuerpo–mente y de este todo que somos con nuestro entorno, un enfoque que pueda dar cuenta tanto clínica como científicamente de estas interrelaciones y atenderlas en su complejidad.”

¿Con qué tipo de sintomatología o desórdenes se aproximan las personas?
¿Con qué tipo de sintomatología o desórdenes se aproximan las personas?
  • Asma, Alergias alimentarias y medioambientales, Sinusitis
  • Ansiedad y Depresión
  • Adicciones alimentarias
  • Desbalance hormonal (PMS, Menopausia, inflamación, PCOS)
  • Colesterol, Trigliceridos y Disglicemia
  • Déficit Atencional (ADD)
  • Desórdenes Digestivos
  • Desórdenes Autoinmunes
  • “Optimal Aging”: envejecimiento activo y sano evitando el deterioro prematuro
  • Toxicidad intestinal y hepática
  • Estrés crónico y sus efectos, Fatiga
  • Memoria empobrecida y desórdenes cognitivos
  • Metabolismo alterado y disfuncional
  • Migrañas
  • Osteoporosis
  • Sobrepeso
  • Sueño alterado
  • Asma, Alergias alimentarias y medioambientales, Sinusitis
  • Ansiedad y Depresión
  • Adicciones alimentarias
  • Desbalance hormonal (PMS, Menopausia, inflamación, PCOS)
  • Colesterol, Trigliceridos y Disglicemia
  • Déficit Atencional (ADD)
  • Desórdenes Digestivos
  • Desórdenes Autoinmunes
  • “Optimal Aging”: envejecimiento activo y sano evitando el deterioro prematuro
  • Toxicidad intestinal y hepática
  • Estrés crónico y sus efectos, Fatiga
  • Memoria empobrecida y desórdenes cognitivos
  • Metabolismo alterado y disfuncional
  • Migrañas
  • Osteoporosis
  • Sobrepeso
  • Sueño alterado
¿Por dónde empiezo?
Revitalizar tu salud conlleva un proceso que demandará tiempo y dedicación, pero no lo vas a recorrer solo. Juntos, vamos a comprender qué necesita tu organismo en particular para prevenir dolencias y para restaurarse. Para ello, comenzamos con la primer Consulta.

El proceso

La figura de un árbol es el diagrama que mejor explica en qué consiste el territorio de la Medicina Funcional. La copa del árbol es la primera en mostrar un problema. Sin embargo, para curarlo, no basta con podarlo. Precisa nutrientes, un trabajo de tierra, una revisión de lo que está sucediendo a su alrededor y que puede afectar sus raíces. Los síntomas y las enfermedades se vuelven evidentes en la copa, y es donde opera la medicina tradicional. Pero bien sabemos que no es ahí donde se gestó: si el árbol se muestra algo caído, no siempre basta con regarlo: debemos revisar el estado de la tierra de la que se nutren sus raíces y comprender que le sobra y que le falta para recuperar su equilibrio y sanar desde dentro.

Nuestra salud ha cambiado notoriamente en las últimas décadas: hoy resulta extraño no conocer a alguien que padezca algún desórden de salud crónico. A pesar de los enormes avances en la medicina tradicional, las patologías crónicas -como las alergias, desórdenes digestivos, la diabetes, el cáncer, la enfermedad mental, los desórdenes autoinmunes y las enfermedades cardíacas- son cada vez más comunes. La Medicina Funcional se enfoca en prevenir el desenlace de desórdenes crónicos de salud e intentar desarticularlos optimizando las funciones de nuestro organismo para recuperar la salud y el estado de equilibrio.

Da la impresión de que enfermamos mucho más rápido de lo que sanamos. Pero es una noción equívoca. Lo cierto es que lo que conocemos como enfermedad crónica es muchas veces la manifestación de un proceso de desmejora acumulativa. En otras palabras, ese diagnóstico fue gestándose a lo largo de los años y se debe a diversos factores que, en su conjunto y en el mediano y largo plazo, generan –en un individuo en particular- la enfermedad.

El proceso

La figura de un árbol es el diagrama que mejor explica en qué consiste el territorio de la Medicina Funcional. La copa del árbol es la primera en mostrar un problema. Sin embargo, para curarlo, no basta con podarlo. Precisa nutrientes, un trabajo de tierra, una revisión de lo que está sucediendo a su alrededor y que puede afectar sus raíces. Los síntomas y las enfermedades se vuelven evidentes en la copa, y es donde opera la medicina tradicional. Pero bien sabemos que no es ahí donde se gestó: si el árbol se muestra algo caído, no siempre basta con regarlo: debemos revisar el estado de la tierra de la que se nutren sus raíces y comprender que le sobra y que le falta para recuperar su equilibrio y sanar desde dentro.

Nuestra salud ha cambiado notoriamente en las últimas décadas: hoy resulta extraño no conocer a alguien que padezca algún desórden de salud crónico. A pesar de los enormes avances en la medicina tradicional, las patologías crónicas -como las alergias, desórdenes digestivos, la diabetes, el cáncer, la enfermedad mental, los desórdenes autoinmunes y las enfermedades cardíacas- son cada vez más comunes. La Medicina Funcional se enfoca en prevenir el desenlace de desórdenes crónicos de salud e intentar desarticularlos optimizando las funciones de nuestro organismo para recuperar la salud y el estado de equilibrio.

Da la impresión de que enfermamos mucho más rápido de lo que sanamos. Pero es una noción equívoca. Lo cierto es que lo que conocemos como enfermedad crónica es muchas veces la manifestación de un proceso de desmejora acumulativa. En otras palabras, ese diagnóstico fue gestándose a lo largo de los años y se debe a diversos factores que, en su conjunto y en el mediano y largo plazo, generan –en un individuo en particular- la enfermedad.

© 2021 Flex. All Rights Reserved. Powered by Aplikko